Cómo se pesca el pulpo de manera artesanal

El pulpo es un alimento muy preciado en la gastronomía española y que, además, aporta propiedades nutritivas y beneficios para nuestra salud. Pero la elevada demanda de este molusco hace que, en ocasiones, se recurra a una pesca intensiva con técnicas poco favorables para la sostenibilidad de nuestros océanos.

Sin embargo, desde El Rey del Pulpo creemos que es posible ofrecer el producto a nuestros clientes recurriendo a técnicas artesanales de pesca que no perjudiquen al medio ambiente. A continuación, te contamos cuáles son estas técnicas y en qué consisten.

Técnicas de pesca artesanal del pulpo

El pulpo que te ofrecemos proviene de Marruecos y tiene una calidad muy elevada, dado que se alimenta fundamentalmente de otros moluscos y crustáceos. Un producto de este calibre ha de cuidarse en cada paso del proceso y, por eso, también cuidamos los momentos iniciales de la pesca. Recurrimos a técnicas como nasas, trampas, anzuelos y sedales para su captura

Así mismo, estas técnicas evitan la captura masiva y sin control, lo que terminaría reduciendo o eliminando esta joya y el resto de especies de nuestros océanos.

NASAS Y TRAMPAS

Las nasas son un tipo de trampa que se utiliza en pesca artesanal y sostenible. El objetivo no es capturar este animal arrastrando otros que se encuentren con él. Por el contrario, se consigue que acuda a ciertos cebos que colocamos en las trampas. Estas funcionan colocando en el interior estímulos de tipo químico, como puede ser la carnada.

Para construir estas trampas pueden utilizarse botellas, embudos, cilindros o conos por donde entra el animal y desde donde le resulta difícil escapar posteriormente. Es importante diseñar estas nasas añadiendo pequeñas vías de escape para que los animales más pequeños tengan una salida y no sean capturados involuntariamente.

Aun así, cuando las nasas llegan al barco, se analizan para comprobar si han quedado atrapados animales de pequeño tamaño o aparecen otras especies marinas que no nos interesaba capturar. Todos ellos son devueltos al mar vivos para no desperdiciar los recursos.

Así, evitando la pesca masiva y adaptando los mecanismos para la liberación de los animales más pequeños, conseguimos mantener la sostenibilidad en los océanos y no influir en el curso de la vida en los mismos.

ANZUELOS Y SEDALES

pesca pulpo marroquí

La pesca mediante anzuelos es quizá la técnica más tradicional y también puede emplearse en el caso que nos ocupa. No obstante, y debido a las dimensiones de este animal, se emplea una variante especial formada por dos o tres anzuelos de gran calibre, que recibe el nombre de pulpera

La pesca de estos cefalópodos se realiza en zonas rocosas donde los tentáculos tienden a adherirse fuertemente. Por tanto, el empleo de un sedal junto a una pulpera permite despegar de forma más sencilla al animal una vez que ha picado el anzuelo.

En lo que respecta al cebo, pueden emplearse diferentes opciones, todas ellas procedentes del mar como sardinas, trozos de jureles u otros pescados similares que muestren un aspecto brillante para atraer al animal. Además, también pueden emplearse fragmentos de carne como patas de pollo o longanizas, que también atraen a los pulpos. Por último, otra variante que también funciona es recurrir a los cebos artificiales.

La técnica de anzuelo y sedal es una pesca totalmente sostenible que captura los animales de uno en uno y garantiza que solamente se pesquen aquellos que van a consumirse.

¿Por qué es tan necesaria la pesca artesanal para el medio ambiente?

 

En la actualidad, existen algunas técnicas de pesca que resultan muy destructivas para los océanos. Una de las más conocidas es la de arrastre, que con grandes redes captura todo lo que encuentra a su paso (desde animales en edad reproductiva hasta corales y otras joyas del océano). Esto lleva, entre otras consecuencias, a la extinción de especies marinas.

Por otro lado, encontramos la pesca sostenible y no invasiva. Las técnicas de nasas y anzuelo con sedal escogen únicamente los animales que van a consumirse y no se desechan otras especies que no van a comercializarse, pues los individuos capturados se devuelven vivos al océano. Adicionalmente, nos permite seleccionar los pulpos que ya no están en época reproductiva, y los de pequeño tamaño se devuelven nuevamente al océano.

Además, se trata de técnicas no contaminantes que no producen daños en el agua ni en el resto de especies marinas. Las embarcaciones que utilizamos son de pequeño tamaño y no gastan recursos excesivos.

En resumen, nosotros preservamos el medio ambiente y, por ello, apostamos por una pesca sostenible del pulpo y nos formamos en proyectos de mejora pesquera. Fundamentalmente, nuestra labor se basa en aplicar técnicas tradicionales como las nasas, las trampas, los anzuelos y los sedales, en detrimento de otros tipos de pesca más agresivos. De este modo, conseguimos aportar valor a nuestra sociedad a través de la sostenibilidad de los océanos.

El Rey del Pulpo apuesta por una pesca sostenible del pulpo y nos formamos en proyectos de mejora pesquera