fbpx

Descubre el tiempo de cocción perfecto para el pulpo

El pulpo es un alimento tan sabroso que simplemente cocido y con un chorrito de aceite de oliva está riquísimo. Eso sí, para que quede perfecto es importante cocerlo el tiempo justo, ni más ni menos. Y es que si nos pasamos nos quedará duro y sin sabor, algo parecido al plástico. Entonces te preguntarás: ¿qué tiempos necesita el pulpo según el tipo de cocción?

Pulpo cocido: tiempos según el tipo de cocción

Seguro que si miras en distintos libros de cocina o investigas sobre el tiempo de cocción del pulpo encontrarás opiniones diversas. Esto ya es un indicativo de que hallar el punto perfecto del pulpo es algo difícil. Al final con un poco de práctica y unos cuantos pulpos mal cocidos puede que le cojas el punto. Si quieres empezar con la ardua tarea de encontrar el punto perfecto de cocción, nosotros te ayudamos. Te damos unos tiempos orientativos según lo hagas en la olla, en la olla exprés, al horno, etcétera.

Cocido en agua en olla normal
Lo primero que se hace para cocerlo en agua es lo que se conoce como «asustar el pulpo». No tienes más que introducirlo y lo sacas de la olla tres veces; no lo dejes más de 5 segundos cada vez. Después el tiempo de cocción en el agua va en función de los kilos del pulpo. Unos 10 a 15 minutos por kilo. Pero es un tiempo orientativo. Si quieres que te quede perfecto lo mejor es que claves un palillo o un tenedor cada dos o tres minutos para ver si está tierno. Después lo puedes dejar reposar unos minutos en la misma agua.

Cocido en olla exprés
En la olla exprés necesitas de unos 8 a 10 minutos por kilo. No tienes más que introducir el pulpo en el agua y cerrarlo con la tapa a presión. Empiezas a contar el tiempo cuando la válvula suba. Al igual que en el método anterior, este procedimiento tiene el inconveniente de que no puedes saber cómo está el pulpo hasta que no abres la olla.

Cocido sin agua en su jugo en olla normal y olla exprés
También lo puedes cocer en la olla sin agua. En este caso, si es una olla normal, tiene que tener un buen fondo y una tapadera que cierre bien. Mete el pulpo, cierra la olla y déjalo unos 30 minutos para un kilo, 45 minutos para 2 kilos y una hora para un pulpo de entre 2 y 3 kilos. En el caso de hacerlo en olla exprés no necesitarás más que unos 8 minutos. Este método tiene el inconveniente de que al estar la olla cerrada a presión, no puedes pinchar el pulpo y ver cómo se cocina.

El tiempo de cocción del pulpo va a variar dependiendo del tamaño y peso que tenga

tiempo de cocción del pulpo a la brasa

A la brasa
Para cocinar el pulpo a la brasa déjalo unos 15 minutos por cada lado, aunque depende del tamaño. Aquí tendrás que usar de nuevo tu intuición para acertar con el tiempo de cocción. Lo bueno que tiene esta técnica es que el pulpo queda muy sabroso y no necesita más que un poco de aceite de oliva, unos ajos y un poco de perejil picados y nada más para disfrutarlo.

Cocido en el horno
Para cocerlo al horno lo ideal es rociarlo con un poco de vino o de cerveza y dejarlo una hora aproximadamente. Después abre el horno, añádele algo de caldo de pescado y déjalo unos 40 minutos. El inconveniente principal de este tipo de cocción es que necesita demasiado tiempo y además es un gasto importante de energía.

Algunos consejos para que el pulpo cocido quede tierno

 Para que el pulpo fresco quede tierno al cocerlo lo primero que hay que hacer es golpearlo con un mazo para romper las fibras. Si lo cueces directamente no dudes en que te quedará duro.

En cuanto al «asustarlo tres veces» antes de cocerlo hay diversidad de opiniones. Para algunos esta técnica ayuda a que el pulpo quede más tierno y la piel no se desprenda. Para otros es una práctica que tiene más de tradición que de otra cosa. No obstante, hacerlo no perjudica al pulpo, por lo que lo puedes intentar.

Si no quieres o no tienes tiempo para golpearlo, puedes congelarlo. De este modo también se rompen las fibras. Con unos 3 días de congelación tienes suficiente.

COGERLE EL PUNTO

Como puedes ver, cogerle «el punto» a la cocción del pulpo es un tanto difícil. Y es que con tan solo equivocarte un poco en el tiempo puedes arruinar el sabor y la textura del mismo. Así es que si te quieres «librar» de todo este proceso, lo puedes comprar ya precocido. Va a conservar el sabor y la apariencia como si estuviera recién hecho y te aseguramos de que queda en su punto, además de ahorrar tiempo.

¡Apuesta por el pulpo cocido y presume de un pulpo rico y tierno ante tus comensales!

 

¿Te han gustado nuestras propuestas? ¡Déjanos tu opinión!

[Total:1    Promedio:5/5]