fbpx

Cómo lograr que los niños coman pescado

El Rey del Pulpo > Cuídate con Pulpo > Consejos para comer sano > Cómo lograr que los niños coman pescado
niños coman pescado

El pulpo es uno de los ingredientes que pueden formar parte de los menús familiares. Si te preguntas cómo puedes conseguir que los niños coman pescado, en este artículo descubrirás una selección de ideas que te servirán de inspiración a partir de ahora.

La importancia de que los niños coman pescado

La infancia es uno de los momentos más importantes de la vida, porque es en este periodo en el que los niños adquieren hábitos que, en algunos casos, pueden mantener durante la etapa adulta. Pero, ¿cómo puedes reforzar a tu hijo en este hábito constructivo? 

Seleccionar tipos de pescado que no contienen espinas puede ser un gran aliado, como por ejemplo, el pulpo cocido refrigerado, que además es fácil de preparar

COMO CONSEGUIR QUE TU HIJO COMA PESCADO

Conseguir que los niños tomen el pescado en un reto, ya que es uno de los alimentos menos aceptado por los más pequeños. Te contamos a continuación los mejores trucos para que los niños coman el pescado y lo disfruten.

1. DECORA LOS PLATOS DE MANERA CREATIVA
El placer gastronómico no solo conecta con el sentido del gusto, también lo hace con la vista. De hecho, la imagen de una receta es lo primero que ven los niños cuando se sientan a la mesa. Refuerza tu creatividad para cuidar la presencia de los platos a través de detalles que incrementan el atractivo final de esa propuesta. Del mismo modo que para ti ese hecho es importante, también lo es para él. Añade color a los platos.

2. ELIGE RECETAS EN LAS QUE EL PESCADO NO SEA EL INGREDIENTE PRINCIPAL
Si hay algunos platos que le gustan mucho a tus hijos, prueba a añadirle pescado o marisco. Puedes probar con una lasaña de atún, o una pasta a la marinera si son amantes de la pasta o una empanada de pulpo si lo que les apasiona son las empanadillas, o incluso una hamburguesa de pescado o marisco.

3. HAZ UN LIBRO DE COCINA PARA PREPARAR RECETAS EN CASA
Puedes sorprender a tu hijo con un libro de cocina infantil como regalo, puesto que este tipo de obra aporta un contenido de interés en un lenguaje sencillo para el niño. A través del libro como herramienta de conocimiento, el niño alimenta su curiosidad en torno al universo de las recetas de cocina.

niños coman pescado
niños coman pescado

4. PRACTICA CON EL EJEMPLO, DISFRUTARLO EN FAMILIA
En cualquier ámbito de la vida y en el plano de la alimentación en particular, tú eres una referencia constante para tu hijo. No solo educas a través de tus palabras, sino también por medio de tus actos. De hecho, si tu ejemplo no está alineado con el mensaje que expresas a través de tu lenguaje verbal estarás transmitiendo una información contradictoria al niño. Por lo tanto, si quieres que los niños coman pescado, la mejor manera es que te vean a ti hacerlo y disfrutar con ello.

Diviértete preparando recetas de pescado y pon en práctica la alimentación consciente una vez que estés en la mesa. Disfruta del tiempo que estás en la mesa con tranquilidad, vive ese momento desde la desconexión digital (apaga el teléfono móvil).

Mediante tu propio ejemplo estás enviando un mensaje a tu hijo que será más sólido si esta rutina no es puntual, sino frecuente en ti. Acompaña la constancia en este hábito de la paciencia como virtud en la educación de tu hijo. Verás como incluyendo este proceso en tu día a día, será más fácil conseguir que los niños coman pescado.

5. APUESTA POR EL MARISCO, PESCADO SIN ESPINAS
Otra recomendación que puedes implementar a partir de ahora es seleccionar tipos de pescado que no contienen espinas. Por ejemplo, el pulpo cocido refrigerado, un producto que es fácil de preparar y que tiene un alto valor nutricional.

A su vez, puedes convertir el momento de hacer la cesta de la compra en un instante idóneo para compartir en familia. Vive ese momento desde la calma en lugar de hacerlo desde la prisa, dando el protagonismo que merece a esta planificación que tiene un efecto positivo en la rutina semanal. Haz partícipes a los niños de este instante.

Como ves, el pulpo es uno de los grandes tesoros de la cocina. Goza del placer de cocinar, descubre nuevas recetas y diferentes formas de integrar un producto en distintos platos. De este modo, de la mano de la experimentación y de la observación hallarás los sabores que más gustan a tu hijo. ¿Cuáles son sus recetas preferidas? Tal vez, en ese caso, puedas añadir pescado en algunas de ellas para que este alimento resulte más atractivo para él. ¿Te animas a probar?

¿A partir de qué edad le puedo dar pulpo a un niño?

Seguro que te lo has preguntado más de una vez, ¿los niños pueden comer pulpo? y en caso de que puedan, ¿a partir de qué edad es más aconsejable su consumo? 

El pulpo es uno de los alimentos que mayores beneficios reporta a niños y mayores, por lo que te proponemos incluirlo también en sus comidas. No obstante, debes tener en cuenta que lo ideal es esperar a que los niños tengan más de 3 años.

A pesar de que el Comité de Nutrición de la Asociación Española de Pediatría, dice que «a partir del año, la mayoría de niños pueden comer lo mismo que los padres, exceptuando comidas picantes o muy especiadas y bebidas gasificadas, excitantes o energéticas»; el pulpo debe también debe esperar un poco más. Si bien es cierto que es de los alimentos más saludables, debido a su bajo contenido en mercurio, grasas y calorías, y su gran aporte de nutrientes, tiene una textura que hace que sea difícil de masticar y tragar para un niño pequeño.

CÓMO INTRODUCIR EL PULPO EN LA DIETA INFANTIL
El pulpo es un plato muy saludable que podemos incluir en la alimentación de los niños, siempre teniendo en cuenta que es un alimento que resulta difícil de morder, por este motivo, será necesario que esté perfectamente troceado. A continuación, os dejamos algunos aspectos que os pueden ser de utilidad durante el proceso:

  • Es preferible que al principio optemos por otros mariscos como las almejas o las vieiras. Estos son ideales para empezar a introducir poco a poco en su alimentación productos procedentes del mar, tanto que podríamos dárselos a partir de los dos años de edad.
  • A la hora de incluir el pulpo en la dieta de un niño, lo más aconsejable será que esté bien cocido. Además, debemos cortarlo en pequeños trozos, sacarle los tentáculos y los restos de piel que puedan quedar sueltos, para evitar que se atragante, y no utilizar pimentón ni otras especias. Lo ideal sería acompañarlo con un puré de patata y/o aceite de oliva.
  • Podemos también prepararlo en cremas, croquetas, purés… en definitiva, todo tipo de recetas fáciles de masticar y digerir para niños y que permiten incorporar pequeñas dosis de este alimento.
  • El método de introducción en la dieta debe ser sostenido e incluyendo pequeñas cantidades para que sepan cómo masticar este tipo de comida, aumentando la tapa o ración con el paso del tiempo.
  • Debes tener en cuenta que lo recomendable es consumir entre una y dos raciones a la semana de mariscos y pescados, siempre y cuando no tengamos antecedentes de este tipo de alérgenos en la familia.

En resumen, el pulpo es un perfecto alimento que pueden tomar los niños, aunque siguiendo unas precauciones en base a que es un alimento fibroso, por lo que debemos vigilar sus primeras ingestas y optar por recetas sencillas y fáciles de masticar.

¡Déjanos tu valoración!

[Total:6    Promedio:5/5]