fbpx

¿Qué debemos pedir cuando comemos fuera de casa?

Comer fuera de casa de manera saludable

Comer fuera de casa no tiene por qué implicar comer menos saludable y con más calorías. Si seguimos unas sencillas pautas podemos comer rico, sano y sin engordar. Una de las claves es apostar por platos saludables como las ensaladas, el pulpo y otros pescados a la plancha y no excedernos con las bebidas. Descubre otros consejos:

Consejos para comer fuera de casa de manera saludable:

1. No vayas con el estómago vacío
Si vas al restaurante con el estómago vacío vas a comer el doble. No vayas en ayunas, desayuna como siempre y un rato antes de comer toma un snack ligero como una manzana pequeña o una barrita de muesli que puedes llevar en el bolso. También puedes beber un vaso de agua antes de comer.

2. Elige alimentos sabrosos y bajos en calorías
Comer rico no tiene por qué hacerte ganar calorías. Hay alimentos muy sabrosos y apetecibles como el pulpo cocido y aliñado, los mejillones o la carne magra a la brasa que tienen muy pocas calorías.

Si vas a comer fuera de casa olvídate de los entrantes, sobre todo de los calóricos. Si pides alguno, que sean por ejemplo unos champiñones a la plancha, unos mejillones cocidos o un pulpo aliñado, que pueden ser excelentes opciones.

3. Apuesta por los platos a la plancha o a la brasa
La mejor manera de mantener la línea y no engordar es elegir carnes o pescados a la plancha o a la brasa en lugar de fritos o con salsa.

4. Ojo con la guarnición
Elige guarniciones sanas y bajas en calorías. Sustituye las patatas fritas por una patata en el horno, verdura a la plancha o una ensalada.

5. No te comas toda la comida del plato
Las cantidades en los restaurantes son a veces excesivas. Antes de empezar, quita un poquito y ofrécelo a otro comensal o pide que te lo envasen para llevar. En el caso de que ofrezcan raciones y medias raciones, elige la segunda opción.

6. No te pases con las salsas
¿Te encantan las carnes y los pescados con salsa? Trata de no tomarte toda la salsa del plato y de no excederte con el pan que mojas.

7. Cuidado con las bebidas
El alcohol engorda mucho, así que si quieres darte un gusto, alterna la cerveza o el vino con el agua. En cualquier caso, no tomes más de un vaso. Evita los refrescos y los zumos envasados, pues tienen un exceso de azúcar. Y si te apetece un refresco, compártelo. Añádele hielo para que te aumente la cantidad.

8. Come despacio y charla
Si quieres comer menos, hazlo despacio y charla. Es un buen truco para evitar comer en exceso.

9. Comparte el postre
Lo mejor es que pidas un postre saludable como una fruta o una infusión. Pero si no puedes resistirte a una buena tarta u otro postre calórico, compártelo. Recuerda no tomar más de un par de cucharadas.