fbpx
¿el pulpo es marisco?

Cuando queremos comer marisco, se nos vienen a la mente los mejillones, los calamares, los centollos o las gambas. Gracias a la generosidad de los mares, este tipo de productos y muchos más abundan en España y son exquisitos y de alta calidad. Y también pensamos en el pulpo. Pero… ¿el pulpo es un marisco?

Origen y significado de la palabra

Este vocablo se compone de dos raíces latinas: mare o mar y el sufijo isco que significa «pertenece a». Por lo tanto, la palabra marisco traduce «lo que pertenece al mar». El diccionario de la RAE, por su parte, lo define como «animal marino invertebrado y especialmente los crustáceos y moluscos comestibles». Si prestas atención, verás que la definición no se refiere de forma muy específica a las especies que están incluidas bajo esta denominación. En ella, además de los dos tipos de animales mencionados, caben los equinodermos, aunque con una presencia mucho menor.

Mariscos variados

El pulpo es un marisco

Si lo meditas un poco, lo que llamamos «marisco» es un conjunto de seres del reino animal que no pertenecen a un mismo grupo, que son muy diferentes entre sí. Por lo tanto, podría parecer que no hay un denominador común, pero no es así.

Crustáceos, moluscos y equinodermos

Las especies de mariscos que sueles tomar como alimento y que provienen del mar se engloban en tres clases: moluscos, crustáceos y equinodermos.

Los crustáceos se clasifican como un subfilo de los artrópodos. Estos seres vivos se caracterizan por tener un esqueleto externo duro y patas articuladas. Entre ellos encontramos los cangrejos, gambas y langostas. Dentro del filo de los moluscos encontramos tres tipos: los bivalvos como las almejas, las navajas y los mejillones; los univalvos como las lapas y los caracoles y por último están los cefalópodos.

Estos también son parte de los moluscos, pero a veces nos cuesta recordarlo porque son algo diferentes. Por un lado, carecen de valvas y por el otro su cuerpo está conformado de manera especial. La palabra «cefalópodo» está compuesta por las raíces griegas cefalo y podos, cabeza y pies, nos indica que las patas tienen relación anatómica directa con la porción cefálica. Entre las especies comestibles están el pulpo, la sepia, el calamar o chipirón y la pota. Hay distintos tipos de pulpo que se pueden comer, no todos los pulpos son comestibles.

Los equinodermos se caracterizan por tener una simetría radial lo que muchas veces les da una forma estrellada o redonda. Viven exclusivamente en el agua salada y, entre las especies comestibles más comunes, están los erizos de mar.

Como puedes ver por la previa argumentación, el pulpo forma parte de lo que denominamos «marisco» sin que se les puedas poner aparte por ninguna razón. Además, tiene alto contenido en proteínas y a diferencia de otros tipos de marisco, su contenido de colesterol no es elevado.

El diccionario de la RAE, por su parte, define a los mariscos como «animales marinos invertebrados, especialmente los crustáceos y moluscos comestibles»

¡Déjanos tu valoración!

[Total:9    Promedio:3.9/5]