fbpx

El pulpo: Curiosidades que necesitas saber

El Rey del Pulpo > El Pulpo en el Mundo > Curiosidades del Pulpo > El pulpo: Curiosidades que necesitas saber
Curiosidades del pulpo

Es muy probable que te guste disfrutar de un buen pulpo, por ejemplo, a la gallega con tus amigos. En este post te contamos algunas de curiosidades sobre este animal. Como sabemos que se trata de un molusco que, por su aspecto físico, genera un gran impacto en quienes lo observan, estamos seguros de que te van a interesar diversas informaciones acerca de su fisonomía y sus costumbres. ¡Conoce algunas de las mejores curiosidades del pulpo!

Así que te invitamos a que nos acompañes en este repaso a las características más curiosas de los pulpos. Toma nota de ellas. Vamos por partes.

¿Cuántos corazones tienen los pulpos?

Estos cefalópodos destacan por contar con tres corazones. Por una parte, hay uno sistémico, el cual recoge la sangre que llega de las branquias y posibilita su circulación por el resto del cuerpo. Por otro lado, existen dos branquiales, que bombean la sangre a cada branquia, donde se produce su oxigenación.

Por su parte, el corazón sistémico está formado por dos aurículas (cuyas funciones se dividen en dos mitades del cuerpo) y un ventrículo. Por último, recuerda que las paredes de este órgano son contráctiles.

¿Cuántas patas tienen los pulpos?

Se trata de una de las cuestiones más controvertidas respecto a estos animales. A menudo hemos tendido a pensar que el pulpo, como su denominación latina de octopus indicaba, tenía ocho patas. Unas patas que, de forma muy imprecisa, denominábamos tentáculos.

Pero, en los últimos años, han surgido estudios que aclaran cómo utilizan realmente los pulpos estas extremidades. Y han llegado a la conclusión de que, entre las ocho con las que cuentan, hay tanto patas como brazos.

En este sentido, los expertos han contabilizado dos de las primeras y seis de los segundos. Las funciones respectivas de estas extremidades no difieren excesivamente de las que tienen para nosotros. Utilizan las patas para desplazarse y los brazos para cazar a sus presas.

¿Cuántos cerebros tienen los pulpos?

El cerebro es, junto al corazón, el órgano más importante de los seres vivos. Esta afirmación es, si cabe, más relevante todavía en el caso de los pulpos. Ten en cuenta que estos moluscos tienen el cerebro más complejo de todo el mundo invertebrado. En especial, si nos fijamos en la proporción entre el tamaño de la masa cerebral y el del resto del cuerpo.

Pero no queremos remarcar solo las dimensiones de su cerebro, sino sobre todo la perfección de sus conexiones neuronales con todas las partes del sistema nervioso. Dos tercios de las neuronas de estos cefalópodos se encuentran en sus brazos. Así que, aunque el único cerebro de los pulpos está contenido en una cápsula cartilaginosa, en realidad, es como si estos animales dispusieran de ocho de ellos.

Nos referimos a que, en su manera de actuar, sucede como si los pulpos tuvieran un cerebro en cada uno de sus brazos y patas. Estas facultades, a grandes rasgos, les permiten tomar decisiones justificadas acerca de cómo les interesa moverse o aproximarse a algún elemento. De hecho, manifiestan predilecciones que, en las personas, homologaríamos a las propias de los zurdos y diestros.

¿Los pulpos tienen huesos?

Los pulpos no tienen esqueleto, puesto que se trata de animales invertebrados. Además, en contraposición a la mayor parte de los cefalópodos, no tienen ni conchas internas ni cáscaras protectoras exteriores. Sí que llama la atención el cartílago que forma parte de su cráneo y recubre su cerebro. Y, sin duda, la parte más dura es el pico córneo que caracteriza su boca, el cual resulta similar al de un loro.

¿Los pulpos cambian de color?

Unas de las cualidades más fascinantes de estos animales es su capacidad para cambiar de color en función de sus necesidades. Como otros cefalópodos, los pulpos llevan en su piel cromatóforos y fotóforos. Los primeros son unas células que regulan las modificaciones del color, mientras que los segundos son unas parábolas glandulares que posibilitan que lleven a cabo funciones de bioluminiscencia.

Utilizan estas facultades para diversos fines. Pero, entre ellos, el más significativo es el relativo a camuflarse para confundir y atrapar con más facilidad a víctimas que les sirvan de alimento. Los pulpos ven en la oscuridad y, de hecho, aprovechan la noche para mimetizarse con el fondo marino y hacerse con sus presas.

¿Dónde viven los pulpos?

En primer lugar, te informamos de que los pulpos viven en los mares y océanos, puesto que son moluscos cuya supervivencia requiere el agua salada. Dentro de estos medios, son más fáciles de encontrar en los arrecifes de coral. En estas zonas se aprovechan de pequeñas grietas y espacios debajo de las piedras para formar sus guaridas.

Por último, soportan las distintas temperaturas de las aguas. Las especies más pequeñas viven en las más cálidas.

Como ves, el pulpo es uno de los animales más llamativos y el conocimiento de sus curiosidades hace que te familiarices con él. ¿Las conocías?

También puedes ver aquí qué comen los pulpos de manera habitual.

¿Te ha gustado nuestro artículo? Déjanos tu valoración.

[Total:5    Promedio:5/5]