fbpx

¿Dónde viven los pulpos? Conoce su habitat

El Rey del Pulpo > El Pulpo en el Mundo > Curiosidades del Pulpo > ¿Dónde viven los pulpos? Conoce su habitat

Seguro que ya sabes que el pulpo es un animal que vive en agua saladas, como las de los mares y océanos españoles. Sin embargo, lo que puede que no sepas acerca de donde viven los pulpos es que los podemos encontrar en mares y océanos de todo el mundo.

Normalmente, se resguardan en grietas, por lo que es común que aparezcan en lugares en los que hay arrecifes de coral. Es mucho más fácil encontrarlos en aguas templadas en los que hay un clima tropical, pero eso no obsta para que también haya pulpos que habitan en aguas frías. Si te has preguntado donde viven los pulpos y como les influye el habitat, sin duda este artículo es para tí.

El pulpo es un animal invertebrado, por lo que carece de esqueleto tanto interno como externo, lo que le permite esconderse en lugares pequeños o estrechos. Además, es el animal más inteligente de los invertebrados, lo que da a lugar a su fama como «Maestro del disfraz» por su capacidad de camuflarse en casi cualquier entorno.

No se acomodan en un mismo sitio por mucho tiempo, tienden a encontrar una nueva ubicación cada 10 o 14 días. En ocasiones, algunos ejemplares pueden llegar a vivir incluso en botellas u otros desperdicios que han llegado al fondo marino. Son muy oportunistas si se trata de encontrar un refugio para esconderse un tiempo, ya que pasan la mayor parte del día dentro de él, es una elección importante para ellos. 

¿Donde suelen vivir los pupos?

Como ya vimos, los pulpos viven en aguas saladas, por lo que solo vamos a poder encontrarlos en mares y océanos, aunque eso sí, repartidos por todo el mundo, lo que hace que sea relativamente sencillo verlos por las rocas en las zonas costeras. 

Lo más común es encontrarlos en arrecifes de coral, ya que suelen vivir en cuevas y grutas. Esto se debe a que pasan alrededor del 40% de su tiempo escondidos en este tipo de lugares. Algunos pulpos, sobre todo si se encuentran en zonas en las que no hay muchos escondites, pueden establecer su residencia temporal en conchas y restos de otros animales, en botellas o en toda clase de desperdicios que los humanos tiran al mar. 

Pulpo viviendo en una concha

La temperatura del agua no influye a la hora de encontrar pulpos viviendo allí, ya que existen tipos tanto de aguas frías como cálidas; lo que sí es cierto es que los más grandes suelen ser de aguas frías y las variantes más pequeñas suelen encontrarse en aguas más cálidas. Lo más habitual es encontrarlos en zonas de aguas templadas o tropicales.

¿Cuántos tipos de pulpos hay?

Actualmente no se sabe realmente el número de pulpos que hay, ya que muchos de ellos habitan en las profundidades del océano. Por ello se piensa que es muy probable que haya más de 300 tipos de pulpos habitando en nuestro planeta; aunque la mayoría de ellos aún no se han estudiado. Algunas de las principales especies son comestibles y sin embargo otras son altamente venenosas, a continuación detallaremos algunas de las más conocidas:

  • Pulpo Común – Octopus Vulgaris. Este tipo de pulpo es el que podemos encontrar de manera habitual en nuestras aguas, ya que suelen vivir en la zona del mar mediterráneo y el océano atlántico. Puede haber una gran diferencia en el tamaño de estos pulpos. Algunos miden sólo unos 12 centímetros de largo, mientras que otros miden tres veces ese tamaño.
  • Pulpo pigmeo del Atlántico – Octopus joubini. Este pulpo es uno de los más pequeños que podemos encontrar, mide unos 13 cm, y más o menos la tercera parte de su cuerpo son sus patas.
  • Pulpo de dos manchas de California – Pulpo Bimac. Recibe este nombre de las dos manchas azules que tiene a cada lado de la cabeza. Pueden hasta dos años.
  • Pulpo de arrecife caribeño – Octopus Briareus. Suelen confundirse con el pulpo común, aunuqe si nos fijamos bien, se ve que no son iguales. El pulpo de arrecife caribeño tiene unos círculos de color oscuro rodeando sus ojos. Es un pulpo de tamaño mediano, con patas gruesas y con forma similar a un paracaídas. Sus movimientos son más lentos que los de otros tipos.
  • Pulpo mimético –Thaumoctopus Mimicus. Estos pulpos se caracterizan por su facilidad para imitar determinadas especies marinas, unas 15 en total. Su principal diferencia con otros pulpos es que es capaz de suplantar la identidad exacta del depredador que lo acecha. Ejemplos de sus transformaciones pueden ser: rayas, cangrejos gigantes, peces león, estrellas marinas, medusas, serpientes marinas, etc. Este es un pulpo mediano, que mide unos 60 cm.
  • Pulpo gigante del Pacífico Norte –Enteroctopus dofleini. También llamado Pulpo Gigante de California. Es la especie de pulpo más grande que se conoce hasta el momento, pueden llegar a medir 9m y llegar a pesar cerca de 300Kg. Aunque lo más habitual es que ronden los 4m y unos 50kg de peso.
  • Pulpo rojo del Pacífico Oriental – Octopus Rubescens: Este es un pulpo que se camufla muy bien y que puede cambiar de color con facilidad, aunque su color predominante es el rojo, de ahí su nombre.
  • Pulpo de anillos azules. El pulpo de anillos azules tiene, como indica su nombre, anillos azules que están alrededor de su cuerpo.
  • Pulpo de siete brazos – Haliphron atlanticus. La principal diferencia con el resto de pulpos, es que este tipo tiene solo 7 patas.

¿dónde viven habitualmente los pulpos comestibles?

Las especies de pulpos comestibles más demandadas son el común, el de pies largos y el blanco, ya que son auténticas delicias culinarias. La captura natural no influye en el ecosistema de forma significativa y se puede aprovechar muy bien, ya que puedes degustar tanto la cabeza como el cuerpo y los tentáculos.

Un pulpo tiene una amplia capacidad de movimiento gracias a sus tentáculos. Su tamaño, según la especie, puede ir desde dos centímetros y medio, hasta cuatro metros en los más grandes. Sin embargo, dejando a un lado su tamaño, encontrarás el mismo modo de movimiento en todos ellos: la propulsión a chorro gracias a su órgano hiponoma, que es con el que se impulsa soltando agua, su principal manera de desenvolverse en el entorno.

y los pulpos venenosos, ¿cuál es su habitat?

En general podemos decir que todos los pulpos son venenosos, sobre todo a la hora de defenderse de sus depredadores. No obstante, cuando hablamos de venenoso en el sentido de que sea letal para el ser humano, el que debes conocer es el pulpo de los anillos azules. Es el cuarto animal más venenoso de todo el planeta, a causa especialmente de la tetrodotoxina, que además de aportarle el color, es capar de causar a las personas una parálisis motriz. Como ya vimos, este tipo de pulpos habita en el océano Pacífico, dentro de pozas pequeñas. Se pueden encontrar en el tramo oceánico que va de Japón a Australia.

El pulpo de los anillos azules, en cualquiera de sus 4 variantes, es sin duda el pulpo más venenoso del mundo, a pesar de medir solo unos 20cm. Su letalidad es tal que podría terminar con la vida de unos 10 adultos. Suelen vivir entre 2 y 4 años. 

Los diferentes tipos de pulpos pueden tener gran variedad de tamaños y características, aunque siempre viven en las aguas saladas de mares y océanos alrededor del mundo ya sean más frías o cálidas.

¿Dónde y Cómo se crían los pulpos?

Los pulpos se crían en su hábitat natural, del cual ya te hemos hablado: aguas saladas y preferiblemente cálidas. Si bien es cierto que cuando son jóvenes, lo más común es que se desarrollen en pozas de marea con poca profundidad o en los propios arrecifes de corales. Las pozas de marea están cerca de las orillas del mar, ya que son charcos que se forman alrededor de piedras y sedimentos.

Por su parte, las especies que se crían en los arrecifes de coral, generalmente también viven allí de adultos. Otras especies viven también, mientras son jóvenes, en praderas marinas, las cuales también están cerca de las orillas del mar. Cabe destacar que hay algunas excepciones, ya que hay especies que están adaptadas a las temperaturas frías, por lo que se crían y viven a lo largo de su vida en llanuras de mil metros de profundidad, como los cirrinos.

Esta especie se cria principalmente de forma natural en su habitat. Es cierto que se están haciendo estudios para criarlos de forma artificial sin mucho éxito, a continuación explicaremos brevemente esos métodos para la cría de los pulpos y sus principales diferencias:

PISCIFACTORÍAS
Las piscifactorías son instalaciones en las que se fomenta la reproducción de animales marinos. En el caso de los pulpos, ya se ha comenzado a hacer de forma experimental, sin embargo hay expertos que advierten que esto puede ser fatal para la especie y para el entorno, ya que se debilitarían y perderían habilidades y características.

EN CAUTIVIDAD
Lo mismo ocurriría al criarlos privados de libertad, en cautividad, ya que al hacerse de forma artificial, sería necesario capturar tanto mariscos como peces para que puedan alimentarse y crecer, puesto que son animales carnívoros. En la actualidad, existe escasez de ciertas especies de las que se alimentan los pulpos de forma natural. Al incrementar la cantidad de estos animales en granjas de cefalópodos, podrían producirse graves consecuencias, puesto que muchas especies podrían comenzar a estar en peligro de extinción.

ACUICULTURA
En el caso de la acuicultura es diferente, ya que no se realiza en instalaciones, sino en su hábitat natural. No obstante, también se alteraría el ecosistema natural al incrementar la cantidad de pulpos de forma artificial, lo cual afectaría al entorno por el agotamiento de los sistemas marinos. Por tanto, los que son para alimentación, es mejor capturarlos de forma natural y sostenible.

EL Camuflaje, el mejor método de integración

Pulpo mimetico, como se camuflan los pulpos

Los pulpos son auténticos expertos a la hora de confundirse con el entorno, ya que son capaces de utilizar su piel para alterar su aspecto y aparentar ser una imagen de alrededor. Aunque se encuentran en muchos lugares, no podrás verlos fácilmente. Son animales que saben adaptar su organismo para no despertar los sentidos de sus depredadores, cuya capacidad recibe el nombre de cripsis. Esta capacidad está compuesta por la propia postura del pulpo, como el enroscamiento para simular un coral, el cambio de color y su textura.

ANIMALES MIMÉTICOS 
Cuando hablamos de animales capaces de imitar a otros no podemos olvidarnos de los pulpos. Este tipo de animales es de los más miméticos del mundo, gracias a su movimiento mediante propulsión de agua, a su capacidad de cambiar de forma por la base de silicona de su piel, así como la capacidad de recrear una textura diferente, rayas, manchas y anillos. Los pulpos son los animales más capacitados para mezclarse con el entorno.

LA PIEL DEL PULPO: ¿CÓMO INFLUYE EN SU CAMUFLAJE?
La piel de estos increíbles animales es elástica, a base de silicona. Es por eso por lo que rápidamente pueden aparentar ser otra imagen tridimensional. Además, los pulpos cuentan con un sistema de pigmentos y reflectores, que es lo que les permite cambiar de color. Este cambio se produce gracias a los miles de saquitos de pequeño tamaño que tienen en su epidermis. Una de las características más fascinantes de estos sacos de pequeño tamaño de su piel es que dependiendo del conjunto que decida abrir o cerrar puede generar manchas, bandas o rayas.

Además, los cefalópodos tienen unos músculos capaces de generar rugosidad en la piel, y la elasticidad de la base de silicona que te hemos mencionado en el apartado anterior, junto con la postura, generan impresiones muy reales en los animales del entorno. Por tanto, la influencia en el camuflaje es evidente. Los pulpos son auténticos maestros a la hora de confundirse con el entorno, llegando a parecer, por ejemplo, algas marinas o trozos de corales.

¡Déjanos tu valoración!

[Total:2    Promedio:5/5]