fbpx

Toma alimentos que lleven zinc

Porqué es bueno consumir zinc y alimentos en los que lo podemos encontrar

El zinc es un mineral que se encuentra, en diversas formas, en la naturaleza. Pero también es un micronutriente que, en las proporciones oportunas, debe ser consumido por todas las personas que quieran tener una buena salud.

A continuación te explicamos por qué has de introducirlo en la dieta que forme parte, junto a la realización de ejercicio físico moderado, de tu plan de vida sana.

Conoce los beneficios de este mineral

En primer lugar, tenemos que destacar la ventaja principal de consumirlo, que es el fortalecimiento de tu sistema inmunológico. Si tomas las suficientes cantidades, tus defensas estarán mejor preparadas para repeler las enfermedades comunes originadas por microorganismos nocivos como los hongos, los virus y las bacterias.

Aunque posteriormente profundizaremos en algunas incidencias concretas de tomar este mineral, a grandes rasgos, queremos remarcar que es considerado afrodisíaco, tiene una gran importancia en los crecimientos infantiles, permite una cicatrización más eficaz, favorece reconocer mejor los sabores y hace remitir la alopecia.

Alimentos de origen animal ricos en zinc

El pulpo, en sus múltiples preparaciones, es uno de los alimentos que contienen este micronutriente esencial. Recuerda que la mayoría de alimentos ricos en este mineral tienen un origen animal. Te vamos a comentar algunos de los de mayor contenido. En las carnes de pollo (sobre todo, en su hígado), pavo, vaca y cordero lo podrás encontrar. Pero también en las ostras cocidas o el salmón.

Alimentos de origen vegetal que también lo contienen

Sin embargo, que este mineral se encuentre, en mayores proporciones, en los alimentos que provienen de los animales no significa que no existan vegetales que lo contengan. Toma nota de los siguientes: legumbres, cereales, frutos secos, gérmenes del grano, frijoles, manís, almendras y calabazas.

¿Cuánto tienes que tomar cada día?

Alimentos que contienen zinc

Dependerá, a grandes rasgos de tu edad y género. Ten en cuenta que los requerimientos diarios para las mujeres son algo menores que los de los hombres. Como muestra, acuérdate de que, cuando pasemos la mayoría de edad, debemos consumir 8 u 11 mg al día, respectivamente.

¿Para qué partes del cuerpo es más necesario su consumo?

Por otro lado, te interesará saber que hay algunas partes de nuestro organismo que necesitan este mineral. Por eso, tenderá a ser absorbido por la piel, los pelos, la próstata, las uñas, los ojos, los huesos, el hígado, el páncreas o las glándulas. Como has podido comprobar, se trata de órganos fundamentales para la protección y las funciones del cuerpo humano.

Una concreción de las ventajas de su consumo

Por último, debemos añadir, como aportaciones a la salud, las siguientes: menor cansancio, regulación del azúcar en la circulación sanguínea, retraso del envejecimiento, mejoría de la memoria, etc.

En definitiva, el zinc es básico para tu plan de vida saludable, así que consúmelo en las proporciones adecuadas.

¿Te han gustado nuestros consejos? ¡Déjanos tu valoración!

[Total:1    Promedio:5/5]