fbpx

¿Qué tipo de aceite de oliva usar en cada de plato?

¿Qué tipo de aceite de oliva usar en cada de plato?

El aceite de oliva sigue siendo ese oro líquido que tiene como principal cualidad su capacidad para mejorar cualquier tipo de receta. Sin embargo, es interesante que conozcas los tres tipos de aceite principales y cómo maridan con distintos ingredientes.

Por ello, a continuación te exponemos, con todo lujo de detalles, las características de los distintos tipos de aceite de oliva virgen extra para que conviertas tus platos en una verdadera delicia para tu paladar.

Descubre qué tipo de aceite de oliva elegir en cada receta

Arbequina

Procede de las olivas que se siembran en las provincias de Lérida y Tarragona. Te sorprenderá por su sabor dulce aunque en el retrogusto es muy intenso, lo que confirma su frescura. Este tipo de aceituna es de las primeras en recolectarse y se caracteriza por ser de tamaño pequeño aunque genera una interesante cantidad de aceite.

También merece tu atención el aporte aromático, ya que recuerda a frutas como el plátano. Es un aceite rico en ácidos poliinsaturados lo que incide, de forma directa, en su estabilidad, no, en cambio, en su enorme aporte de nutrientes que convierte a este producto en uno de los más saludables.

Se usa para la elaboración de la salsa mahonesa, aliños para ensaladas, con tostadas para desayunar, para los boquerones en vinagre o para la preparación de las gambas al ajillo por citar algunos ejemplos.

Hojiblanca

Procede de la zona central de Andalucía y tiene su origen en Sevilla, Córdoba y Málaga. Este tipo de oliva tiene un gran tamaño, lo que permite su uso también como aceituna de mesa. Su sabor es amargo y tiene una gran estabilidad gracias a su 70 % de contenido en ácidos grasos.

Por lo general, se emplea para frituras, pero también para preparaciones en crudo. Resulta imprescindible para preparar un frito variado, un buen plato de pulpo a la gallega, un plato de pulpo cocido, platos de pescado azul (especialmente el atún y el salmón), una crema de verdura, un plato de pasta o una receta de repostería.

Su versatilidad posibilita aportar ese clásico sabor a hierba que convierte a este aceite en un complemento perfecto para tus recetas. Además, los mejores cocineros lo califican como uno de los más rentables gracias a que «crece» durante la fritura o la cocción, por lo que podrás sacar el máximo partido posible a un producto natural único.

 

El aceite de oliva para el pulpo

Una de las curiosidades de este aceite es que contiene un 7 % de ácido linoleico, cualidad que hará de su degustación un adecuado coadyuvante para las dietas de adelgazamiento. Consumido en crudo aporta muy pocas calorías, además de contribuir a apreciar mejor los sabores de todo tipo de ingredientes.

Picual

La oliva picual es la típica de Jaén, tierra de olivares por excelencia. Recibe esta denominación porque la aceituna termina en pico. Si bien es sencillo apreciar en el paladar las pinceladas de hierba fresca, has de saber que este aceite es el más intenso en lo que a sabor respecta. Los que prefieren el eufemismo de «zumo de oliva» para referirse al aceite encuentran en este producto lo que buscan.

Su amargor es de los que perduran en el paladar durante un largo tiempo, por lo que su uso en crudo es el más recomendable. Se utiliza en tostadas, ensaladas, preparaciones en crudo (tartar o carpaccio), potajes, guisos de carne y similares.

Por sus propiedades, es también más que recomendable para gozar de una óptima salud cardiovascular. No en vano, aporta un 80 % de ácido monoinsaturado y un 4 % de ácido linoleico. Su capacidad para limpiar el hígado de tóxicos es más que recomendable si quieres mantener el funcionamiento de tu organismo en perfecto estado.

Suele decirse que este tipo de aceite es para los amantes de los sabores más potentes, pero no es cierto. Su toque amargo y su estabilidad son dos características que confirman que se trata de un aceite sin ningún tipo de aditivo. Degustarlo es lo más similar a comer aceitunas directamente del árbol lo que convierte al Picual en una opción idónea para erigirlo como el mejor ingrediente para tus platos.

Todo depende de tu gusto personal

Como habrás comprobado, el aceite de oliva virgen extra es un alimento muy completo que ofrece tres opciones muy distintas para su degustación. Si te fijas, hemos descrito el más dulce, uno intermedio y uno más potente. Parece fácil deducir que el Hojiblanca puede ser el mejor recurso para hallar siempre ese punto medio perfecto entre sabores.

Recuerda que el aceite de oliva hojiblanca puede convertirse en un potenciador del sabor del pulpo. La próxima vez que prepares una receta con este ingrediente no dudes en usar este aceite si verdaderamente quieres convertir tu plato en una delicia a la altura de los mejores restaurantes. Atrévete a maridar ambos elementos y no tardarás en crear una receta mucho más sabrosa y llena de matices gustativos. ¡Buen provecho!

El aceite de oliva virgen extra tipo hojiblanca puede convertirse en un potenciador del sabor del pulpo, por eso es el más indicado si quieres triunfar preparando un plato de pulpo a la gallega

¡Déjanos tu opinión!

[Total:2    Promedio:5/5]