Todas las claves del Pulpo Cocido

pulpo cocido

El mar ofrece una gran cantidad de alimentos. Pescados, moluscos y crustáceos son algo común en la mayoría de restaurantes del planeta, incluso los hay que se especializan en los productos marítimos y logran grandes resultados. El pulpo es uno de los moluscos más consumidos y en ciertas partes de España casi se roza la adoración por él y este es un sentimiento que se está expandiendo por todo el mundo. ¿Quieres saber porqué? Pues sigue leyendo.

Este cefalópodo de ocho patas cuenta con unos valores nutricionales impresionantes, los cuales hacen que merezca la pena consumirlo. Además, es un alimento que se encuentra en todos los supermercados en varios formatos. En este artículo os contamos todo lo que necesitáis saber sobre el pulpo cocido y todas sus versiones, desde el congelado al precocido encontrarás un amplio abanico de opciones. Descúbrelo todo de este octópodo en la presente entrada.

EL PULPO: UN ANIMAL VERSÁTIL EN TODOS LOS SENTIDOS

En realidad, el pulpo es un un molusco cefalópodo de cuerpo blando. Puede cambiar de forma para adaptarse a cualquier ambiente y el color de su piel también depende de su estado. Se amolda a cualquier alimentación, aunque normalmente prefiere crustáceos y moluscos bivalvos (almejas, mejillones…). Todo esto hace que, a la hora de su consumo, tanto la dureza de su carne como sus nutrientes varíen.

1. Formatos destacados de consumo: congelado y refrigerado

Más allá del cocido, existen otras técnicas de conservación para este animal. Tanto el congelado como el refrigerado poseen virtudes y defectos que debes conocer antes de comprarlos, ya que así te llevarás a casa la opción que mejor te convendría en una situación determinada.

En el caso del pulpo congelado, es la manera más simple y duradera de conservar este alimento. Al comprarlo congelado podrás reservarlo durante bastante tiempo. Este tratamiento consigue que no pierda ninguna de sus cualidades y lo mantiene libre de cualquier organismo pernicioso, ya que el frío mata a la mayoría. Además, se degradará más lentamente.

También conservará su frescura, en especial si la cadena de fría ha sido constante desde el momento del congelado hasta que llega a tu hogar. Podrás guardarlo durante largos periodos de tiempo sin miedo a que pierda ningún nutriente y consumirlo cuando quieras. Asimismo, apenas ocupará espacio gracias a este método de conservación.

 

formatos de venta de pulpo
formatos de pulpo para venta

En el caso del pulpo refrigerado, este se conserva a temperaturas inferiores al congelado, por lo que la mayor pega es que durará menos. Sin embargo, existe una gran cantidad de presentaciones e, incluso, algunas empresas lo ofertan ya preparado, por lo que no tendrás que esperar a que se descongele para darle el toque final y degustarlo.

Sigue siendo una opción económica, práctica y que no pone en riesgo ninguna de las cualidades originales del animal. Además, apenas se utilizan aditivos para conservar este alimento, ya que permanecerá a baja temperatura y, al igual que los congelados, las bacterias y otros microorganismos se mantendrás aletargados o, directamente, morirán.

En caso de que receles de los aditivos alimentarios, esta es una opción que debes tener muy en cuenta siempre que busques degustar este molusco. Dependiendo de la preparación del refrigerado te llevará más o menos tiempo cocinar este molusco, un gran punto a favor de este método de conservación.

En definitiva, la mayor diferencia entre la congelación y la refrigeración es la temperatura, el tiempo de conservación del alimento y la facilidad para preparar el alimento llegado el momento. A la hora de elegir debes tener en cuenta las características de cada uno. Si necesitas contar con este alimento a unos días vista, no dudes en hacerte con uno refrigerado; sin embargo, si no tienes claro cuando lo vas a preparar, el congelado soportará mejor el paso del tiempo.

Elijas el que elijas, procura que sea un producto de calidad, en el que no se haya roto en ningún momento la cadena de frío y ten en cuenta que solo te cobren el peso neto o escurrido del producto, ya que este representa solo el peso del animal y no otros añadidos o el agua que pueda contener el envase. De esta manera evitarás pagar más por menos.

2. Beneficios de comprar el pulpo cocido

Como otros alimentos cocidos, uno de los principales beneficios que obtendrás es que será un alimento más fácil de digerir. Además, este proceso contribuye a eliminar cualquier bacteria o microorganismo potencialmente dañino que pudiera contener y ofrece una comodidad adicional a la hora de cocinarlo, ya que estará prácticamente hecho.

Junto a esto, este molusco puede llegar a disminuir de tamaño durante la cocción; al fin y al cabo, contiene gran cantidad de agua que se va a evaporar. Al comprarlo ya cocido te estarás asegurando que ha sido cocinado por profesionales, por los que las mermas habrán sido mínimas. Asimismo, el sabor se conservará intacto, en especial si te haces con uno elaborado en un cocedero de prestigio.

En definitiva, al comprarlo cocido en su jugo estarás garantizando todo el sabor y las propiedades de este alimento, el cual debería tener presencia en todas las mesas del país.

El pulpo cocido se ha convertido en una opción irrenunciable para disfrutar de todas las propiedades de este cefalópodo. El pulpo cocido, tan saludable como adecuado. Entre las ventajas principales de su consumo destacamos las siguientes:

El ahorro de tiempo
El producto viene ya preparado por lo que no hay que perder demasiado tiempo en cocerlo y darle su punto exacto. Se trata solo de abrir el envoltorio, calentar el pulpo y comer.

La ausencia de merma
Al cocer el pulpo crudo se produce una pérdida de agua que afecta directamente a la cantidad final a servir. Comprando un paquete de pulpo cocido en el Rey del Pulpo siempre sabrás el peso exacto escurrido y podrás preparar la cantidad que desees sin sustos de última hora.

Mantiene todas sus propiedades
Este formato de pulpo es tan saludable como el crudo y resulta igualmente recomendable.
Esperamos haberte ayudado a decidirte por el pulpo cocido en tu próxima compra.

3. Pulpo Cocido: Aporte Nutricional

Si en algo destaca la carne de este animal es en su contenido en minerales. El yodo es uno de los más abundantes y es muy necesario para el buen funcionamiento de tu organismo; además no suele estar presente en muchos alimentos en una dieta común. Este mineral actúa en la formación de los huesos y en la producción de hormonas. Es fundamental, por ejemplo, para el funcionamiento de la glándula tiroidea, cuyo fallo provoca que el metabolismo basal se descontrole.

Junto a esto, también facilita el crecimiento, la transmisión de los impulsos nerviosos y mejora la agilidad mental. Gracias al pulpo obtendrás este vital mineral y probarás un plato de lo más sabroso. Sin embargo, no solo posee yodo. El zinc y los ácidos grasos omega-3  son otros componentes destacados. En especial el zinc por ser uno de esos que no suelen estar presentes en muchos alimentos. Contribuye al mantenimiento de las defensas inmunológicas del cuerpo y ayuda a desarrollar los órganos reproductores a edades tempranas.

Valores nutricionales del pulpo

Por el lado de las vitaminas, cabe decir que contiene una amplia diversidad. Están presentes las siguientes: A, E, C, B1, B2, B3, B5, B6 y B12. Empezando por la C, esta es un gran antioxidante y fortalece el sistema inmune, por lo que se combina con la acción del zinc; las del grupo B son unas vitaminas con unas características particulares al ser hidrosolubles, es decir, que se disuelven en presencia de un líquido. De hecho, son expulsadas del cuerpo mediante la orina.

En total son ocho vitaminas las que componen el grupo B y encontrarás seis en la carne del pulpo; un gran punto a su favor, ya que están relacionadas con el metabolismo celular. Por ejemplo, en el caso de la vitamina B12, también conocida por el nombre de cobalamina, es esencial para que el cerebro y el sistema nervioso funcionen en buenas condiciones y contribuye en el proceso de formación de la sangre. Incluso tiene presencia en la síntesis y regulación del ADN.

Por último, este es uno de los moluscos con menor colesterol posee, el cual es su vertiente mala afecta a las arterias, ya que se adhiere a las paredes de estas contribuyendo a bloquear el paso de sangre. Esto puede acabar provocando infartos u otras dolencias por falta de riego.

4. CÓMO PREPARAR EL PULPO

Cuando lo compramos fresco, no debemos olvidar limpiarlo bien bajo un chorro de agua fría, volviendo su cabeza para que salga la tinta. No le quites la piel porque es muy nutritiva.

Si lo compras congelado o refrigerado ya viene limpio, solo tendríamos que prepararlo en casa. Si además en vez de venir crudo, viene ya cocido, lo tendremos listo para comer o para incluirlo en nuestros platos. Esta es una buena opción si no sabemos prepararlo bien, ya que es importante que quede en su punto y a veces conseguirlo puede ser complicado si no tenemos mucha experiencia.

5. COCINA DE LUJO A TU ALCANCE: LAS MEJORES RECETAS CON PULPO COCIDO

El pulpo es uno de los ingredientes más versátiles que podemos encontrar en el mercado. Tiene un sabor único y que casa a la perfección con gran variedad de alimentos, lo que nos permite crear recetas únicas o hacer versiones originales y sabrosas de las recetas más tradicionales. 

Hoy en día, el pulpo, ha dejado de ser un plato reservado para días especiales, principalmente aquellos que celebran fuera de casa, y se ha convertido en un alimento más de la dieta habitual de miles de personas. Esto se debe principalmente a sus grandes virtudes nutricionales y a la irrupción en el mercado de formatos que facilitan su preparación, conservando todo su sabor.

En nuestra sección de recetas podrás encontrar gran variedad de platos para todos los gustos, ocasiones y tiempo del que dispongas para prepararlas, aún así, a continuación os dejamos un pequeño avance: 

Pulpo a la gallega
Cuece el pulpo con unas patatas con cáscara, hará que queden más sabrosas. Sirve el pulpo y las patatas en un plato y aderézalo con sal, aceite de oliva y pimentón dulce o picante, a tu gusto.

Versión suave del pulpo a la gallega
Puedes utilizar puré de patatas en lugar de patatas cocidas. Cocina el pulpo al horno o a la parrilla.

Arroz cremoso de pulpo y almejas
Un plato para los amantes de los arroces, en especial de la paella o del arroz ala marinera.

Ensalada de aguacate y pulpo.
La textura tersa del pulpo cocido y cremosa del aguacate son una combinación perfecta.

Otras variante de Ensalada de pulpo
Puedes combinarlo con arroz frío, salsa pesto, manzana o perejil. Existen muchas y saludables combinaciones.

Salpicón de marisco
Si utilizas mariscos bajos en colesterol, este plato es un gran aliado para tu salud cardiovascular. Saludable y si no abusas del aceite, bajo en calorías.

Pulpo al horno o a la parrilla
Se puede acompañar de muchos platos o simplemente tomar con limón. Puedes aprovechar para poner en la parrilla algunas verduras como pimientos, patatas o calabacín

Empanada de hojaldre con pulpo
Puedes añadir tomate, ajo, pimiento, huevo… ¡Lo que quieras! y tendrás un entrante perfecto.

Brochetas de pulpo
Prueba variantes como las brochetas de pulpo, pollo y champiñones. O haz brochetas de pulpo a la gallega con un trozo de patata y pimentón.

Ceviche de pulpo.
Sustituye mariscos ricos en colesterol, como las gambas, por pulpo y tendrás una receta diferente y saludable.

Guisos de pulpo
Por ejemplo, el estofado de pulpo con vino tinto, acompañado de patatas cocidas o asadas. En esta categoría podríamos encontrar una de las recetas tradicionales más conocidas que se pueden preparar con pulpo: Pulpo a la Mugardesa.

Pulpo con pasta
Es un plato tradicional griego elaborado con pasta corta, como los macarrones.

Pizza de pulpo
Puedes prepararla con masa de pizza casera, aceite de oliva, tomate en rodajas, pulpo, queso de tetilla, orégano, pimentón de la Vera…

Chutney de pulpo
Una deliciosa mezcla de cebolla frita, rúcula, manzana y aceite de oliva.

 

NO LO PIENSES MÁS, ¡atrévete a probarlas!

El pulpo es un alimento tan versátil que merece la pena probar, sobre todo, por sus cualidades nutritivas. Experimenta en tu cocina, descubre tu receta favorita y compártela con quien más quieras. Disfrutarás mientras cuidas tu salud.