Si eres deportista, el pulpo puede ser tu mejor aliado

Todos los nutricionistas no suelen incluir el pulpo en las dietas que nos recomiendan, aunque consideran que supone una aportación apreciable para la salud. Opinan de igual manera los especialistas en nutrición deportiva, ya que se trata de un producto que va a venir muy bien a quienes dedican su vida al ejercicio físico o a la participación en competiciones deportivas. A continuación, te explicamos por qué es un alimento tan útil para estos perfiles.

Una composición de lo más saludable

Sin duda, la presencia de macro y micronutrientes en la carne de este cefalópodo la hace, además de muy sabrosa, realmente atractiva para quienes requieren energía a la hora de realizar sus entrenamientos habituales. Y, es que, este animal también ingiere grandes cantidades de proteínas a diario. Estas suponen más del 90 % de su alimentación, puesto que casi no dispone de reservas de glucógeno y consigue su energía a partir del metabolismo de los aminoácidos

Un 15 % de este molusco está formado, por tanto, por proteínas, pero lleva agua en un 80 % de su composición. Ya sabes lo importante que es estar bien hidratado a la hora de hacer deporte. Además, recuerda que solo lleva un 1 % respectivo de hidratos de carbono y grasas.

Por otro lado, su contenido de vitamina B3, también conocida como niacina, implica que su consumo te reporte energía de calidad

Los beneficios de los pulpos para los deportistas

Los porcentajes de agua, proteínas, hidratos de carbono y grasas de los pulpos implican que obtengas importantes aportaciones de energía y no engordarás. Por consiguiente, es un alimento que puede ser incluido también en una dieta hipocalórica para deportistas.

Sus aminoácidos de calidad te permiten realizar esfuerzos significativos en tus entrenamientos, como los que también provienen de la vitamina B12. Aparte, puedes combinar este animal en tu dieta para mejorar tu rendimiento con las grasas saludables del AOVE y los hidratos de carbono provechosos de las patatas autóctonas gallegas. También lo puedes combinar, en una receta fría y saludable, con los ingredientes básicos de una ensalada. 

En resumidas cuentas, las escasas calorías de los pulpos contribuyen, al mismo tiempo que refuerzas tu musculatura, al adelgazamiento. Por otra parte, las ventajas para la salud general del consumo de estos animales tendrán una influencia relevante en los resultados deportivos. Y, es que, si el sistema inmunológico cuenta con más barreras, las enfermedades comunes no supondrán amenazas tan peligrosas como para llevar al deportista a alterar su plan de entrenamiento. 

Asimismo, como este alimento tiene propiedades antiinflamatorias, ayudará a curar más rápidamente las lesiones que se puedan producir. 

En definitiva, un deportista que se alimenta de pulpo aumenta sus posibilidades de rendir al 100 %.